Marató Vies Verdes

Home  >>  Club Triatlón  >>  Marató Vies Verdes

Marató Vies Verdes

Estrés y Asfalto

Hay dos cosas en las que creo todos estaremos de acuerdo.
La primera es que salimos a correr impulsados por la necesidad de soltar estrés y nervios, de olvidarnos del trabajo y de la oficina. Correr a primera hora de la mañana, por la noche o en alguna escapada al mediodía nos libera y nos carga las pilas para afrontar el día a día con más energía y ser más positivos. Necesitamos sentirnos bien y seguros, la disciplina de salir a correr unos días a la semana y seguir una rutina de entrenamiento nos da la seguridad de afrontar cada mañana con la tranquilidad de que sabremos capear los problemas y no venirnos abajo al primer contratiempo.

Estrés laboral
En segundo lugar, somos urbanitas y vivimos entre semáforos y bloques de hormigón, creo que por este motivo últimamente triunfa el trailrunning y el correr entre naturaleza. A la que podemos nos escapamos a correr entre árboles, sin prisas, sin gps. Los trailrunners más puros dirán que, por ejemplo en Barcelona, correr por Collserola no es trail, que el verdadero trail está a unos cuantos kms, donde no sólo no hay coches sino tampoco polución, pero ¿tampoco podemos desplazarnos 80km para correr y estar de nuevo en la oficina al cabo de hora y media o en casa a la hora de cenar no?

Espiral urbanita

Visto así, somos un poco hámsters de nuestro propio laberinto, casa-oficina-gimnasio-asfalto-oficina-casa y repetir de lunes a viernes, con suerte el fin de semana con algo más de tiempo podremos ir en bici y para los que tenemos mar salir a nadar cuando la temperatura del agua lo permite, pero eso si, siempre cerca de la gran ciudad, cerca de los semáforos.

Yo el primero miro el calendario y busco carreras rápidas, carreras de asfalto, donde poner a prueba el gps, y en un cerrar y abrir de ojos estar de nuevo en casa. Como decía un compañero del club, “hoy en día los adultos vivimos con prisas”, tenemos prisa para todo, para llegar, para ver los resultados, para aplicar la mejora técnica que nos han enseñado, prisa para entrenar, en definitiva, somos nuestro propio enemigo y nos olvidamos de los verdaderos motivos que nos motivan (valga la redundancia).

Marató Vies Verdes, Crónica

Así que con estas premisas me dejé llevar y me apunté a la Marató de les Vies Verdes de Girona-St Feliu, organizada por Diversport, quienes últimamente han sabido volver a ganarme como participante de sus pruebas. Cuidan el detalle en sus pruebas, precios asequibles, equipo humano y sobretodo propuestas diferentes. Propuestas con elementos que te motivan más allá de ritmos y masificaciones. Pruebas que tras llegar a meta te aportan mucho más que simples quilómetros.

Salida maratón vies verdesFoto by @oriolbatista

Pues así amanecí un magnífico y ventoso (+35km/h) domingo de febrero, aprovechando una escapada a una casa rural con amigos del colegio de mi hija, me propuse hacer una maratón diferente, hacer una cosa de aquellas que siempre digo no hay que hacer, una maratón para preparar otra maratón.

Salida simultánea en diferentes puntos del recorrido entre los que hacían la maratón, los de 30km, la media y la carrera de 10k. Los que tomamos la salida de 42 en Girona no llegaríamos a los 400 y rápidamente tomamos caminos de tierra por los que se realiza cerca del 90% de la maratón, un lujo para los que nos enrocamos en ser amigos inseparables del asfalto.
El recorrido sigue el que realizaba el antiguo tren que iba de Girona a St Feliu de Guixols, “El Carrilet”, con un pefil que tiende a subir ligeramente hasta la media maratón y luego bajada sostenida que termina en toboganes de sube-baja durante los últimos 7-8km, algo que no hace mucha gracia cuando en el km 35 intentas mantener un ritmo constante sin altibajos.

Maratón como preparación ironmanFoto by @oriolbatista

A los pocos quilómetros me uní a un pequeño grupo que estaba haciendo la maratón como entrenamiento para la Trailwalker de Intermón Oxfam, risas, charlas y ritmos cómodos entre campos y prados que hacen te cuestiones porque te obsesionas con el asfalto. En el km 22 aviso y aprieto un poco el ritmo, quería ver que opciones había de mantener el ritmo que tres semanas mas tarde debería llevar en la Maratón de Barcelona. A los dos kms decido que no quiero sufrir, que estaba disfrutando demasiado como para hacer de ese domingo un día de “test”, reduzco y dejo me atrape de nuevo el grupo y seguimos avanzando, ahora ya cada vez más en silencio… los kms van dejando huella y voy preparando la cabeza para el último tramo.
En el km 33 empiezo a notar las piernas cansadas, el viento aunque a favor va a rachas y no ayuda a mantener el esfuerzo constante, además llegamos a la zona de toboganes que te obliga a apretar dientes unos metros para luego soltar piernas y frenar en las bajadas, los cuádriceps mandan señales de aviso pero queda poco. La falta de tiradas largas en bici se nota, he invertido el poco tiempo disponible para entrenar en correr y como triatleta necesito tiradas en bici que sirvan de “colchón aeróbico” y fondo.
Los avituallamientos perfectos, y a pesar del viento en cada mesa todo está bien dispuesto y los voluntarios te ayudan, sigo avanzando. A falta de 5-6km las ganas son llegar, llegar y llegar. Lo que consigo tras unos últimos 2km un poco “cabroncetes” por no decir otra cosa. Una subida algo importante en la entrada del pueblo de St Feliu, seguida de una fuerte bajada y un zigzag entre calles hasta meta. Ahora seguramente no lo vería tan importante pero en el km 40 cualquier diferencia de desnivel de más del 2% no te deja indiferente.
Llegada a meta entre público, alfombra de llegada, una más “a la butxaca” y una medalla más al cuello de mi hija que las guarda como tesoros entre sus juguetes.

maraton entrenamiento triatlónFoto by @oriolbatista

Conclusiones

Pasado el cansancio inmediato post meta y tras una buena ducha los motivos por los que repetir se multiplican. A la buena organización, buen ambiente entre participantes e inmejorable paisaje se une el no tener las piernas excesivamente tocadas. La tierra es lo que tiene, a diferencia del asfalto la tierra no maltrata tanto articulaciones y músculos, nada de molestias, nada de mirar con mala cara unos simples escalones.
Semana post maratón con sesiones suaves y con la mente en sumar otra maratón más al calendario, la Marató de les Vies Verdes de Tortosa en mayo. Si lo se, una maratón al año no hace daño y este año pinta que habrá varias, pero hasta nuevo aviso estoy entrenando para disfrutar, para soltar estrés, el trabajo no me da mucha libertad y donde antaño pude dedicarme a mejorar y rendir, este año de momento deberé centrarme en disfrutar e ir a pruebas que me motiven especialmente.

Calendarios pruebas marató vies verdes
Sirva esta entrada como una recomendación para animarte a salir del asfalto y disfrutar de una Marató de les Vies Verdes, este año han organizado varias (Madrid, Girona, Castellón, Tarragona, Córdoba) no hay excusa!

Seguimos sumando!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.