Disfrutar o sufrir los entrenamientos

Home  >>  Disfrutar entrenando  >>  Disfrutar o sufrir los entrenamientos

Disfrutar o sufrir los entrenamientos

Si hace unos días comentaba como <a href="http://www.tritraining browse around this site.es/2010/11/disfrutar-o-sufrir-los-entrenamientos/» target=»_blank»>empezar el día corriendo viendo la ciudad despertar mientras poco a poco completo mis sesión de carrera, hoy cambiamos de disciplina y de franja horaria para romper un poco la monontonía de la natación.

———

N2. El último chapuzón

Aunque martes y jueves intento combinar run con sesión mas o menos completa de natación hay días que por a o b no puede ser. O bien el frío que no ayuda a levantarse con tiempo suficiente para ambas partes o bien el entreno de running es más largo o cansado. Así que algunos días tengo que aplazar la sesión de natación.

Antes, cuando esto me pasaba me preguntaba “porque no te has levantado antes?”, “ahora lo tendrías ya todo hecho”,… Tras esto me pasaba todo el día buscando un agujero al mediodía o media tarde para ir a nadar y compartir el carril con bastantes más nadadores que por la mañana donde seguro habríamos sido solo 2-3 por carril.

Piscina para entrenar triatlón Barcelona. Dir DiagonalDe repente esto cambió cuando tiempo descubrí que en mi gimnasio de Barcelona la piscina está abierta hasta las 23:15 y decidí aventurarme a ir después del trabajo.

Con todo un día de trabajo superado y bastante cansado, pasadas las 9 de la noche me presenté en la piscina y cual fué mi sorpresa al descubrir que apenas había 3-4 personas más (en una piscina de 2 carriles de 50m y 8 de 25m mas zona de aguas). Mucha agua para mi solo, ideal para poder entrenar.

Sin darme ni cuenta el cansancio que tenía al salir de la oficina desapareció. Stress, spam, móvil, tráfico, proyectos atrasados, nuevos proyectos,… metro a metro, piscina a piscina fui nadando y soltando el lastre que durante el día me había ido apagando.

Si la situación era ya óptima para entrenar, a las 10 de la noche apagaron las luces y con solo dos tenues focos y unas luces subacuáticas el ambiente terminó por ser ideal. Sin darme cuenta terminé la sesión de entrenamiento de natación y con otro humor rumbo a casa.

Barcelona de nocheLeyendo esta entrada, con razón debes estar pensando que quien más quien menos tiene una vida familiar que limita la actividad en estas franjas horarias. Pero aún así puedes innovar algo para romper la monotonía. Te propongo, sigue con tus horarios de entrenamiento y prueba sólo guardar un día a a la semana para entrenar la natación por la noche. Nadarás la mayoría de veces solo, sin tener que adelantar ni ser adelantado en tu carril, sin “interferencias”,… Llegarás a casa relajado y sin el stress que habías acumulado durante el día.

Salud y km nocturnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.